SM

A España le bastan 7 minutos para destrozar a Lituania

Asegurada la 1ª plaza del grupo A

Un impresionante parcial de 5-29 entre los minutos 5 y 12 de partido decidió el primer partido importante de España en el Eurobasket de Lituania. Los anfitriones se vieron arrasados por el vendaval español en una de las mejores primeras partes que se le recuerda a la Selección, y que le sirve a los de Scariolo para asegurar la primera plaza del grupo A, aunque todavía sin las dos victorias aseguradas.


Se acabaron las dudas. Unos espectaculares José Manuel Calderón y Juan Carlos Navarro, enchufadísimos desde el minuto 1, nos hicieron olvidar las calculadores que pocos minutos antes echaban humo tras la victoria de Polonia sobre Turquía, abriendo la puerta a una posible eliminación española en caso de caer frente a los otros dos cocos del grupo. Que si perder de 9 nos vale... no espera, depende de los puntos que metamos... bueno, a ver si ganamos hoy y nos olvidamos de esto.


Y vaya si nos olvidamos. En el minuto 7 ya teníamos la clasificación y el liderato del grupo en el bolsillo. Triple de Calderón, ahora le toca a Navarro, ahora anota Rudy, ahora los Gasol, otra vez Calde, otra vez La Bomba. Y partido acabado. Los lituanos, sin darse cuenta, ya iban 15 abajo y todavía no habían sufrido todo el potencial español.


España lo bordó en el primer tiempo en lo que, con miedo, me atrevería a calificar como los mejores 20 minutos de esta generación, con permiso de las finales de Pekín y Saitama. Desde la intensidad defensiva, la dirección de Calderón y el acierto de un extraordinario Navarro que recuperaba sensaciones tras el -6 del viernes, los nuestros borraban cualquier tipo de dudas. El 36-62 al descanso hablaba por sí solo. Y sin que el juego interior, hasta la fecha nuestra mejor y casi única arma, brillase especialmente.


La segunda parte ya no tuvo historia. Con los lituanos espoleados por un pabellón lleno hasta la bandera y los nuestros pensando en Turquía, la ventaja se redujo hasta los 12 puntos (79-91). Quizá el único pero (en el último cuarto solo fue capaz de anotar Ibaka) de un partidazo que por momentos rozó la perfección. Una inyección de moral directa a la vena de todos los españoles, que por fin volvían a disfrutar con el Campeón de Europa. Jugando al nivel de la primera mitad no existe selección en el viejo continente que pueda seguirnos el ritmo.


Aunque bien harían los doce de Scariolo en no lanzar las campanas al vuelo. El campeonato, al menos los partidos que van a contar, ha empezado hoy. Mucho trabajo nos queda por delante, empezando por el partido de Turquía de mañana lunes. Ganar, no solo nos haría pasar a la siguiente ronda con 2 victorias (eso significa casi la clasificación para cuartos), sino posiblemente mandar a casa a los turcos. La derrota nos obligaría a jugárnosla con Alemania, Francia y Serbia. Pero jugando como en los primeros 20 minutos de hoy, difícilmente eso puede ocurrir.





Jotas

DEJA TU COMENTARIO
Nombre
Comentario